En los últimos años, Colombia ha demostrado ser un territorio vulnerable al cambio
climático. Esto afecta la producción de energía, debido a que el modelo actual de esta es
susceptible a fenómenos ambientales como el del Niño y la Niña, que cada vez son más
intensos. La producción actual depende de la disponibilidad de recursos naturales,
principalmente del agua, lo que le abre paso a apagones y bajas en la electricidad, como
sucedió en nuestro país en el año 2015 durante la temporada de sequía

El uso de energías renovables garantizaría la producción energética, la cual, no se vería
afectada por el cambio climático, ya que la electricidad generada, provendría de fuentes
inagotables como la radiación solar, la fuerza del viento y del agua en movimiento, como
también del calor que se produce al interior de la tierra, en el caso de la energía geotérmica.

El uso de energías alternativas, permitiría una producción energética limpia, lo que afectaría
de manera positiva el cambio climático y ayudaría a combatir el efecto invernadero, debido
a la ausencia de combustibles fósiles o el uso indiscriminado de recursos naturales en la
producción.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *